Naranjas de Riola

Pollo a la naranja

Hoy vamos a compartir esta receta que gratamente nos ha sorprendido, al comprobar las grandes posibilidades que tiene la naranja en los platos con carne. Este fruto es interesante tenerlo siempre a mano en la cocina para aromatizar y acompañar todo tipo de platos, a los que proporciona un toque exótico muy especial.

Ya sabéis que la naranja es nuestra fruta preferida. Es exquisita, jugosa, rica en minerales y en vitamina C. Un buen zumo de naranja recién exprimido puede acompañarnos gratamente todas las mañanas, y hace que afrontemos el día con energía y “buen rollo”. Pero más allá de consumirlas enteras o en zumo, sus aplicaciones culinarias son numerosas, aprovechando su piel aromática y su carne jugosa. En la receta de hoy, la hemos utilizado para un guiso con pollo, una carne blanca perfecta para cocinar con fruta. La hemos marinado previamente y luego cocinado en el zumo, consiguiendo un sabor a naranja espectacular, que seguro que no os dejará indiferentes.

Ingredientes

  • 1 Kg. de pollo troceado (o 4 contra muslos)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 4-5 naranjas (para 2 vasos de zumo)
  • 1 Kg. de patatas
  • Piel/ralladura de 1 naranja
  • 50 gr. de harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Preparacion: 15 min.
  • Tiempo cocinado: 2 h. + 30 min.
  • Servicios: 6
  • Dificultad: Media

Instrucciones

  1. La receta comienza un par de horas antes de ponernos a cocinar. Lo más cómodo es siempre tener el pollo troceado, que lo encontraréis así ya preparado o se lo podéis pedir al carnicero/a. Si optáis por los contra muslos, cortarlos en 3 trozos de igual tamaño, cada uno.
  2. De una de las naranjas, quitaremos la piel con un rallador o un cuchillo. Si lleva parte blanca en su interior, repasadla y retiradla. Cortamos la piel en tiras finas y la reservamos envuelta en papel film o dentro de un tupper pequeño.
  3. Exprimimos las naranjas (4-5 unidades) para obtener 2 vasos de zumo (aprox. 400 ml.). En una bandeja alta, disponemos la carne de pollo, y vertemos el zumo sobre ella. Dejaremos que marine al menos 2 horas, para que le aporte sabor a la carne.
  4. En una cazuela amplia, vertemos una lámina de aceite de oliva virgen extra y calentamos. Pasamos los trozos de pollo por harina, y freímos vuelta y vuelta, hasta que estén dorados por ambas partes. Reservamos.
  5. Picamos la cebolla en “brunoise” fina, y el diente de ajo bien picadito. Añadimos a la sartén, pochando en el mismo aceite, a fuego medio y durante 10 minutos. Cuando vemos que está la cebolla casi transparente, vertemos el zumo de naranja exprimido. Removemos.
  6. Trituramos bien con la batidora para conseguir una salsa homogénea, a la que también le añadimos ahora la piel de naranja que teníamos reservada.
  7. Lavamos y pelamos las patatas. Las picamos en dados irregulares. Repartimos los trozos de carne de pollo por la cazuela y las patatas, que deben de quedar sumergidas en el zumo.
  8. Cocinamos a fuego medio durante 20/25 min. hasta que las patatas estén en su punto. A media cocción, dadle la vuelta a los trozos de pollo que sean más grandes y no queden cubiertos por completo por la salsa de naranja.

Resultará un guiso de pollo a la naranja delicioso, con la carne muy tierna y jugosa, y la salsa bien reducida. Un espectáculo en la mesa con el intenso sabor de la naranja.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario