Naranjas de Riola

Flan de naranja

Receta sencilla y super fácil. Su preparación es muy similar al Flan clásico de huevo, seguro que alguna vez la habéis preparado.

Aprovechad que estamos en plena temporada de cítricos y las naranjas están más ricas que nunca. Es una de las frutas reina durante los meses de invierno, rica en vitamina C y en minerales. No hace falta que os cuente cómo saben porque sería quedarme muy corta. 

Esta es una receta con pocos ingredientes que todo el mundo tiene en casa: naranjas (de zumo o de postre), huevos, leche y azúcar, todos fáciles. No hay duda que se convertirá en uno de vuestros dulces favoritos e incluso en la base de futuros postres muy similares. Un lujo al alcance de cualquiera con una textura y sabor indecentes, muy sencillo de preparar y muy nutritivo. Y recordad que al incorporar el zumo de naranja suavizamos el sabor del huevo que para algunos paladares es poco agradable, combina muy bien en un flan pero también podéis probar con mandarinas o clementinas, atréos con vuestros cítricos preferidos. ¡Ya me diréis! Seguro que se convierte en un postre de referencia en vuestra cocina, y además en estas fechas.
PREPARACIÓN DEL CARAMELO

¿Cómo preparar el caramelo de estos flanes sin que se nos queme? fv

Ponemos un cazo o una sartén al fuego a temperatura media para que alcance temperatura. Añadimos los ingredientes en el siguiente orden: 5 cucharadas de azúcar granulada blanca, un poco de agua (3 cucharadas) y unas gotas de limón.
Dejamos a fuego medio sin remover (al principio no debemos mover el azúcar con cuchara de madera porque se apelmazará) y veremos como poco a poco se empiezan a formar pequeñas burbujas y el azúcar cambia de color. Cuando suceda esto removemos, ahora sí, con una cuchara de madera y ayudamos a que se mezcle todo.
Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que alcance ese color miel tostado del caramelo y añadimos unas gotas de zumo de limón, estas le van a dar brillo y harán que no cristalice rápidamente.
Dejamos que se temple un minuto y caramelizamos las paredes de recipiente de las flaneras o donde vamos a preparar el flan. Echamos el caramelo primero en el fondo y vamos girando o ladeando poco a poco por las paredes de los moldes hasta que esté todo impregnado de caramelo. Dejamos que se enfríe el caramelo hasta que esté medio duro.
Consejillo: Si lo vas a hacer directamente en el molde donde vas a preparar tu postre, coloca el molde sobre la cocina a fuego lento y vigila que el caramelo no llegue a un color demasiado oscuro, no queremos que se queme y nos amargue en vez de endulzar.

 

1360671530_flan_de_naranja_petita copy

 

PREPARACIÓN DEL FLAN DE NARANJA

  1. Primero prepararemos los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche. Lavamos muy bien las naranjas y pelamos la piel de una de ellas de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el flan. Abrimos la vaina de vainilla y sacamos las semillas que reservaremos para añadir más tarde a la leche. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos las semillas de vainilla y la piel del naranja. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos (infusionando la leche). Colamos para retirar la cáscara y los restos de vainilla.
  2. Rallamos una de las naranjas (debe ser un rallado muy fino, no queremos encontrarnos media naranja en el flan, si no tenéis un buen rallador mejor que no se lo añadáis), además exprimimos las naranjas hasta obtener el zumo y reservamos todo. Separamos la yema de la clara de 6 huevos, las claras las podéis utilizar para otras recetas, no las tiréis. A esas yemas le añadimos tres huevos enteros grandes, le echamos el azúcar, la ralladura de naranja, el zumo de naranja, la cucharada de esencia de Azahar y la leche infusionada. Batimos todo hasta que quede una masa cremosa y con un poco de espuma. Reservamos.
  3. Rellenamos la bandeja central del horno con agua y subimos la temperatura del horno a 200º hasta que empiece a hervir el agua
  4. Ponemos la crema de flan de naranja en pequeños moldes de flan (yo empleo los de Mercadona) o en una flanera grande individual. Los cubrimos con papel de aluminio y los metemos al horno en la bandeja con el agua durante 50-60 min aproximadamente a unos 190º, hasta que los flanes estén cuajados y dorados. El horno no se manchará nada de nada pero tened cuidado de no quemaros con el agua de la bandeja.
  5. Os recomiendo que los últimos 10 minutos de cocción le quitéis el papel de aluminio para que pille un poco de color la parte de arriba, aunque luego no se vea pues le daremos la vuelta.
  6. Al cabo de los 50 minutos puedes probar con un cuchillo para ver si están totalmente cuajados. Si sale limpio ya estarán listos, si no los dejamos un poquito más.
  7. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después los metemos en la nevera, estarán mucho mejor fríos y de un día para otro. Desmoldamos con cuidado en un plato para que se bañe todo el flan con el caramelo, decoramos con unas rodajas de cítricos y a disfrutar. ¡A disfrutar de sabor!

Deja un comentario